2015 Dodge Charger SRT8

Recibe un nuevo grupo de faros con iluminación LED en media luna, así como una parrilla vestida de negro, un renovado juego de rines y calaveras de líneas suavizadas que lo acercan aún más al sedán más joven de la familia, el Dodge Dart.

La actualización estética obedece a la filosofía muscle-car. Los diseñadores emplearon como base la icónica segunda generación del Charger, presentada a finales de los años 60. Esta fórmula de retomar diseños clásicos ha funcionado tanto en la familia Dodge que conserva sus originales trazos cuadrados

La continua aparición de nuevos rivales premium ha obligado a Dodge a mejorar la calidad del Charger, que compite en el casi olvidado segmento de los sedanes superiores. El habitáculo recibe cambios mínimos que van enfocados a mejorar el tacto de los materiales y la ergonomía de los botones, de forma que el modelo 2015 reconfigura la botonería debajo de la pantalla táctil, adopta el cluster con pantalla TFT de 7” y estrena volante y palanca de velocidades. Elementos tecnológicos tanto de entretenimiento como de seguridad se hacen presentes a través del sistema UConnect y de las diferentes asistencias del conductor (monitoreo de punto ciego, alerta de colisión, control de velocidad crucero adaptativo, etc).

El Dodge Charger 2015 jubila la anticuada transmisión automática de cinco velocidades y da lugar a una nueva de ocho, tanto para las versiones con el motor V6 Pentastar de 292 hp como las del V8 de 5.7 litros HEMI que entrega 370 hp y 395 lb-pie de torque. No se han dado detalles de la versión SRT8, pero seguro que conservará el bloque de 6.4 litros y 470 hp junto a la nueva caja de 8 velocidades.

En el interior, el Dodge Charger 2015 incopora materiales de mayor calidad y nuevos acabados con combinaciones inéditas de colores, junto a elementos completamente nuevos, como un volante deportivo de tres radios.

La pantalla táctil en la consola central, con un tamaño de 8,4 pulgadas, no se emplea únicamente para el apartado multimedia o para el climatizador y el navegador, sino que también puede mostrar información complementaria, como la presión de aceite.

En su equipamiento también se incorporan detalles puramente tecnológicos, como la conectividad UConnect, posibilidad de navegación por internet gracias al WiFi Hotspot, sistema Beats Audio o una amplia colección de ayudas a la conducción y sistemas electrónicos de seguridad.

A falta de una futura versión SRT8, que encajará de maravilla en un diseño tan deportivo como el de este Charger 2015, la gama de motores para Estados Unidos queda reducida a dos opciones, el 3.6 V6 Pentastar de 296 CV o el 5.7 V8 HEMI, con 375 CV, este último disponible con el acabado R/T más deportivo (que incluye detalles estéticos específicos o llantas de aleación de 20 pulgadas).

 

Si desea realizar alguna consulta no dude en contactar con Usa Auto Import aquí.