Ford Mustang Shelby GT 2019

Por fin se ha presentado el nuevo modelo del clásico americano Ford Mustang, el Shelby GT 2019, y ha sido en la Woodward Dream Cruise de Detroit donde Shelby American ha dado a conocer todos los detalles de esta maravilla de la mecánica y el diseño.

Este nuevo Shelby ha sido montado sobre un Mustang GT 2018, mejorando a través de una serie de paquetes, tanto en lo que se refiere a mecánica como en aspecto. Estos kits son aplicables tanto a la versión Coupé como a la descapotable.

Son variadas las opciones que tienen los amantes del Mustang GT ya que, aparte de unas modificaciones de serie que incluye el Shelby GT 2019, pueden elegir entre varios kits que personalizarán el vehículo.

A nivel técnico descubrimos un motor V8 de 5.0 litros con potencia de unos 487 CV aunque para los que quieran más, pueden pedir el sobrealimentador de Ford Performance y conseguir una potencia de hasta 710 CV. Para mejorar la ventilación su capó cuenta con una gran salida de aire en la parte superior.

 

Para este nuevo modelo se ha desarrollado un sistema de suspensión mejorado, con nuevos amortiguadores, barras estabilizadoras y el escape Borla. Se puede elegir entre un cambio manual de seis velocidades o una transmisión automática de diez.

Pero las mejoras también incluyen cambios estéticos, pudiéndose elegir el kit que más nos guste. De serie su diseño se ve realzado por la nueva parrilla Shelby, un nuevo panel trasero, taloneras más resaltadas, spoiler delante y alerón detrás fijo, emblemas y logotipos. A esta base le pueden añadir otros paquetes de mejora:

  • El paquete Shelby GT Heritage, que añade pintura blanca o negra con detalles, líneas doradas, parachoques GT350 y llantas doradas.
  • El paquete Shelby Premium, es muy similar aunque tiene refuerzos en el chasis y un diseño más agresivo en el paragolpes delantero.
  • El paquete Shelby Heavy Duty, solo apto para los más osados que buscan más potencia. Este kit cuenta con mejoras para reforzar la suspensión y los ejes así como un nuevo depósito para el líquido refrigerante y un radiador que aguante tanta potencia.